Asociacion Cultural Ecoturistica de Recuperacion Montaña - Anaximandro Vega Mateoda

Anaximandro Vega Mateoda

•Imprimir•
•PDF•

Nació el 23 de enero de 1903. Fueron sus padres don José Dolores Vega y doña Juana Mateoda. Exsanjuanista y exsanmarquino. Fue abogado y doctor en Filosofía y Literatura. En el año 1935 fue nombrado director del colegio San Juan donde realizó una eficiente labor pedagógica. Fue catedrático de la Universidad San Marcos.

Es considerado como poeta indigenista y llamado "El Cantor de Chota"; escribió en las revistas "La Sierra", "Poliedro" y "Folklore".

Su producción literaria también fue difundida en las revistas "Claridad" de Buenos aires, "América" de Quito y en "Repertorio Americano".

Entre sus poemas más relevantes figuran: Canto a Chota (Amor y Llaga de mi Tierra), El Bandolero y su Poema, La Canción de los Caminos, Sed, Ccosco, etc. Murió el 12 de Mayo de 1950.

Anaximandro Vega Mateoda declamando

 

CANARIO MUERTO ANTES DEL TRINO

: Por Max Dextre (poeta lambayecano)

Doctor en Literatura, el poeta Anaximandro Dolores Vega Mateoda nació en Chota el 23 de Enero de 1903. Abogado y profesor secundario de Castellano en varios colegios del país; director de varios colegios secundarios; profesor de Castellano y Literatura en el Colegio Universitario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y catedrático de la Facultad de Letras de esta misma universidad.

Autor de la letra de los himnos de los colegios "San Juan" de Chota; "Santa Inés" de Yungay y del Colegio Militar Leoncio Prado; Anaximandro Vega fue también colaborador de las revistas "Claridad" de Buenos Aires; "América" de Quito y "Repertorio Americano" de San José de Costa Rica.

En las fiestas conmemorativas del IV Centenario de la fundación española del Cusco, el 4 de agosto de 1933, obtuvo el primer lauro con su poema "Ccoscco".

No recogió su obra en un libro. Su obra permanece inédita: "Rutas del Sol", "Qquepa"; "Delicia" (poesía). "Leyendas del Chot" (prosa). Su obra, entonces, se halla desperdigada en periódicos y revistas del país y el extranjero; así como parte de ella, inédita.

Poeta honesto, demasiado ganado por las urgencias de la vida. "No era un orfebre, ni un cincelador de bonitas frases" ha escrito de él el historiador Luis E. Valcárcel. "Cantor de la gleba y fino refranero" le llamó el poeta José Gálvez.

Florentino Gálvez Saavedra (Florencio de la Sierra), ayabaquino director y editor de la revista “Folklore" y uno de los inseparables y mejores amigos del poeta, le publicó en folleto Canto a Chota (Amor y Llaga de mi Tierra). Ediciones Folklore-Lima, 1944; bello canto a su agro natal. Vega integraba el cuerpo de redacción de dicha revista.

"La Sierra" y "Amauta", revistas cimeras en el proceso de nuestra cultura, acogieron los poemas de Anaximandro Vega.

Francisco Izquierdo Ríos, en su libro 5 poetas y 1 novelista dice que: Anaximandro poseía el don de hacerse querer, de suscitar inmediata y general simpatía. Lamentablemente, pues, este poeta vital se perdió en la maraña de charlas insulsas, declamaciones y discursos de compromiso en reuniones de café y banquetes de cumpleaños y otros "homenajes".

Otra de las cualidades excelsas de Vega: el cariño inmenso a la autora de sus días (Vega y su madre: qué hermoso poema de amor filial). Para Vega, era todo su madre y para ella todo el hijo predilecto, el poeta, el soñador".

Era, asimismo, notable recitador de sus propios versos y ajenos. Sin embargo, una vez le falló su poderosa memoria. ¿Qué le sucedería? Fue en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA). En un recital. Vega declamaba con su natural desenvoltura su extenso y laureado "Ccoscco". De repente se quedó mudo... Y el aeda, sin perder el aplomo, disculpóse ante el público; salió del escenario en busca del texto porque no lo encontró en sus bolsillos, regresó con él y prosiguió recitando, ante el aplauso general.

Vega tenía una tremenda pena que trataba de ahogar en alcohol. Enfermó de cáncer. Cuando estuvo internado en la Clínica Villarán, escribió un poema muy patético: Sed.

El poeta había emergido espantado y asombrado a la vez, del abismo de una crisis.

Anaximandro Vega murió en Lima, el 12 de mayo de 1950. Era uno de nuestros grandes poetas; del más puro acento nativista. Pájaro muerto antes del trino, tenía sólo 47 años de edad.


Canario muerto antes del trino

:Al poeta Anaximandro Vega

Tenías un sol oculto en los ojos y en el corazón un niño ebrio

¿A quién amaste Anaximandro? ¿A un perfume? ¿A un sonido? ¿A un nombre? ¡Viejo lindo!

¿Por qué el alcohol te arrastró en veloz corriente?

Canario muerto antes del trino "Quisiera sentarme bajo un árbol florecido

de pájaros o luceros para hablar a solas contigo"

Nosotros que perdimos el camino para dejar la huella en los abismos

Exigimos respeto por la luz que dejaste en las tinieblas

Y en las ventanas abiertas de los sueños.

(Max Dextre, Chiclayo, 27/Nov/1993)

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•