2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"

En Chota, la Seguridad está Amenazada

Imprimir
PDF

Los últimos sucesos de violencia producidos en Chota con la irreparable pérdida de vidas humanas nos advierten que estamos trajinando hacia un estado de mayor violencia y caos social.  Y, un pueblo como Chota que con mucho esfuerzo y convicción pugna por dar un salto en su desarrollo podrá ver frustrada sus aspiraciones.

Hoy en día, la seguridad, la confianza y el principio de autoridad son factores de primer orden que condicionan y facilitan el desarrollo de los pueblos. En Chota, estos factores están amenazados. No se falta a la verdad cuando se asevera que garantizar tranquilidad, seguridad y  justicia  es obligación de autoridades políticas, municipales, judiciales y policiales puesto que sus facultades legalmente están estipuladas en las normas respectivas; además, porque también cuentan con los recursos logísticos básicos y autoridad para hacerlo. Sin embargo, las reiteradas y evidentes muestras de incompetencia, omisión en el cumplimiento de sus funciones y ausencia de políticas de concertación interinstitucional, lamentablemente están alentando y facilitando para que el caos se imponga y la impunidad abone en la multiplicación de todo tipo de delitos y niveles de gravedad. En la cuna de las rondas campesinas del Perú, esperamos no vernos envueltos en una próxima e indetenible espiral de violencia delictiva. Aún estamos a tiempo de poner el dedo sobre la llaga y volver a la calma, confianza y seguridad en Chota.

El pueblo ya se ha hecho escuchar y es urgente que las autoridades locales se “amarren bien los pantalones” y se pongan a trabajar empezando por reactivar y formalizar el funcionamiento del Comité Provincial de Seguridad Ciudadana mediante la implementación de un Plan Operativo Preventivo de Seguridad, concertado y de involucramiento de las organizaciones sociales de base. Evitemos que la gente tome la justicia por sus propias manos. Son las mismas autoridades quienes deben y pueden hacerlo mediante su desempeño efectivo, transparente, justo y al servicio de los intereses de nuestro pueblo.