2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"

Canto General a Chota - Presentación del Libro "Y con esto ya me despido..."

•Imprimir•
•PDF•

relacionado con... Homenaje a los Actores de la Película "Los Ronderos"

Conocimos a don Juan Evangelista Rojas Coronel declamando en una reunión de poetas, allá por el año 2010.

En aquella oportunidad se nos escapó y no lo volvimos a encontrar hasta la Feria del Maíz en Colpatuapampa, al año siguiente, en que invitaron a Milton Antezana para integrar el jurado del concurso de reinas. Allí don Juan Evangelista, con sus 88 años nunca mejor puestos y en sorprendente zapateo, literalmente, hizo volar el taco de su eventual compañera de huayno.


Desde entonces ya no le perdimos la pista, convirtiéndonos en grandes amigos.

Aquel feliz reencuentro coincidió también con la nueva visita de nuestro montaña Dimar (Luis Alejandro Díaz Martínez), desde Colán – Piura. Dimar, amigo de Juan Evangelista, refrendó la solicitud de incorporación inmediata a la asociación del Ronderito Tuapampino, convirtiéndose en el asociado mayor entre todos los montaña, con casi nueve décadas de envidiable vigencia. Esto trajo consigo nuestras visitas cada vez más acostumbradas con almuerzos y lonchecitos inolvidables en su residencia de Colpatuapampa, allá bajo la inquietante magia del misterioso Puente “Cangana”.

Chota, entonces siguió gozando con cada vez más participaciones poéticas del que se convirtiera en el patriarca montaña, con cada ocasión cívica a la que se lo solicitaba.

Al mismo tiempo, Juan Evangelista nos confesaba su deseo de ver impresa su obra, trabajo que ya había iniciado la licenciada Meri Luz López Segura (Directora de Atención Integral de la DISA - Chota), digitalizando los primeros poemas del Ronderito Tuapampino. La posta la tomó de buen grado Milton Antezana, incentivando a don Juan Evangelista a seguir escribiendo y escribiendo… y declamando y declamando.

Con la gestión adelantada y el compromiso por parte de la DISA de solventar una primera edición, aunque limitada, de la obra de Juan Evangelista, de la misma manera que se hiciera con “Cutervo, la amatista del Marañón” (de Dimar), los montaña acompañamos a Milton en la sistematización, diagramación y diseño gráfico de los nuevos poemas del Ronderito Tuapampino, en extenuantes noches con amanecidas incluidas, sobre todo cuando ya se acercaba el día de la presentación del libro, que habíamos decidido integrar como parte de las celebraciones del “Canto General a Chota- 2012, llevadas al mismo tiempo con las otras cuatro actividades programadas (II Concurso de Dibujo y Pintura – Manos de Akunta, Homenaje a los Actores de la Película "Los Ronderos", I Festival de Pechada y Yaraví y Festival de Teatro “Magno Tirado Bazán”).

El Padre Severiano, vía e-mail desde España, de inmediato cumplió el deseo expreso de don Juan al prologar el libro. Y nosotros, desestimando las vallas en las imprentas, decidimos realizar por nuestra propia cuenta la edición, no cejando hasta lograr que don Juan Evangelista tenga el libro en sus manos.

Como todo en Montaña, fue un reto que nos tomó muchísima determinación y trabajo, pero nació el libro… nació “Y con esto ya me despido…”… y nació “Pluma libre” – Ediciones. El poemario está compuesto de 32 poemas y 5 canciones.


La presentación del poemario la realizamos la noche del domingo 28 de octubre de 2012, durante el Homenaje a los Actores de la película "Los Ronderos", teniendo en cuenta que don Juan Evangelista es fundador de las rondas de Colpatuapampa. Fue una ceremonia breve y sencilla como es y como lo quiso el autor. El mismo declamó algunos poemas y fue ovacionado por el público presente, cautivando siempre a nuevos admiradores que solicitaron contar con un ejemplar de "Y con esto ya me despido..."



Ahora, los dejamos con la palabra escrita de Severiano de Cáceres y algunos de los poemas de Juan Evangelista para que disfruten del verso libre de un nonagenario que sólo vive para ver a su Chota grande, cultivada y libre.


PRÓLOGO

(Y con esto ya me despido...)

Es un gran honor que un hombre de la tierra que amo haya querido que mi humilde persona, que no es experta en la poesía, sino aficionado y amante de ella, haga una presentación de la obra de un campesino y rondero, que festeja todo cuanto es el hombre chotano y su madre tierra. Es honor y alegría, es dicha y ventura, es acercarme a la parte fundamental de mi dedicación a Chota: El campesino, “el ronderito” de las jalcas chotanas.

Con todo amor y respeto expreso lo que, según mi humilde opinión, es la obra que ha llegado a mis manos por expreso deseo de su autor.

No busquen en “Ronderito Tuapampino”, la obra de Juan Evangelista Rojas Coronel, perfecciones poéticas de tetrasílabos, pentasílabos...alejandrinos, rima asonante, consonante…, sonetos perfectos, poemas estróficos y no estróficos…, cuartetos, redondilla, quinteto, quebrado, décimas, pareados, tercetos… Más bien su poesía es un verso libre, es decir según el arbitrio del autor, versos sueltos y versos blancos.

Juan Evangelista es ante todo poeta agricultor y rondero, no tuvo la oportunidad de estudiar la secundaria y aprender el arte de construir un poema, es un alma joven que a sus ochenta y ocho años tiene amor a la vida, la justicia, busca un nuevo mundo para hombre andino: Por eso clama “La pobreza es el problema” y clama en “Ronderito de mi barrio” por la libertad, se preocupa por la salud y en especial por el niño en “La Salud”, grita contra ese hábito enquistado de la Corrupción (“La Corrupción”), exalta la lucha por la cultura y la educación como fundamento para eliminar la pobreza (“La Cultura”, “La Educación”), se emociona con su querida Chota y los hombres  que él considera verdaderos chotanos, los artistas, los buenos hijos (“Chota querida”, “Mi Chota siempre adelante”), se enorgullece de su colegio y sus profesores (“Horacio Zevallos Gámez”), ama la tierra y su fruto, el trabajo de los campesinos de su Tuapampa (“La feria de mi maíz”, “Tierra querida”, “Defensa del medio ambiente”, “Despierta pueblo querido”), rememora los tiempos violentos pasados (“Criminal cuchillo”), se siente orgulloso de su servicio a la patria (“El licenciado”), pone un altar a su madre (“Madre querida”), da su lugar histórico al rondero (“Ronderito valiente”), evoca el miedo al matrimonio en algunos campesinos (“El matrimonio gracioso”).

Juan evangelista habla de lo que hay en su alma limpia: amor, sentimientos,  alegrías,  los ronderos, su querida Chota, su maíz, la luz de la cultura… Va relatando lo que ha sido su vida y la vida de su Tuapampa y proclama un mundo andino libre.

Concuerdo que Juan Evangelista es, como dice Bobby Collier:

Yo sólo soy un agricultor,

así de simple.

No de un nacimiento real

sino más bien, un trabajador de la tierra.

A nuestro entender, la buena poesía estimula directamente los sentimientos más profundos del ser humano; nos acerca en forma inmediata a la realidad, sea interna, sea externa, en la que estamos inmersos; suscita en nosotros un nivel directo de comunicación con el otro, el poeta; después puede o no, llegar el análisis, la explicación, la interpretación, pero esto no es primordial. Lo fundamental, a nuestro entender, es recrear en cada lector u oyente, las vivencias para aprender a sentir y pensar de modo cada vez más humano, utilizando ese instrumento maravilloso que es el lenguaje verbal.

Madrid, 26 de septiembre de 2012.

Severiano de Cáceres Anaya.

 

HOMENAJE AL MAÍZ

El maíz es el cereal

de fama internacional,

por eso es que se cultiva

desde  tiempo inmemorial.

Cultivemos el maíz

con cuidado y protección,

para que de esa manera

mejore la situación.

En la costa y en la selva

siembran primero y postrero,

por eso que los agricultores

cuentan con mucho dinero.

Sus derivados son muchos

no los puedo enumerar,

porque tiempo faltaría

para poderlos explicar.

Del maíz se hace la jora,

de la jora se hace chicha,

alimento nutritivo

el que toma esta bebida

vive bien fortalecido.

Los pobladores del norte

son cholazos y gorditos,

se alimentan de pescado

y toman chicha en potito.

Los santos y los cumpleaños

son fiestas de todo el año,

las borracheras con chicha

que a nadie les hace daño.

Todos nos sentamos a la mesa

chochoca para almorzar,

y el vapor de la chochoca

nos hace colorear.

Se prepara rica cancha

y los exquisitos tamales,

para que se sirvan en la mesa

los grandes profesionales.

La cancha y las tortillas

y los sabrosos tamales

que sirven para el fiambre

para ir a otros lugares.

Del maíz se hace la harina,

de la harina los fideos especiales,

para poner en la mesa

de todos los gamonales.

De las hojas, los tallos y los granos

se prepara el concentrado,

para alimentar muy bien

toda clase de ganado.

En el velorio de los muertos

el maíz es el primero,

porque se almuerza el mondonguito

para ir al cementerio.

Así se despide el agricultor

de este cereal tan ufano,

que lo ha mantenido gordito

para que lo coma el gusano.

Así relato la historia

de este cereal  tan exquisito,

que se siga cultivando

y se cuide bien bonito.

Y con esto ya me despido

con un  agradecimiento profundo,

pero sigamos cultivando nuestro maíz

hasta el término del mundo.


LA CORRUPCIÓN

La corrupción es el hábito

que atraviesa al destino

y al hombre más instruido

le hace perder su camino.

La corrupción en mi pueblo

se ha vuelto muy popular,

si no la frenamos a tiempo

nos puede contaminar.

A mis amigos les ruego

cuidado con la corrupción

porque le da mala imagen

a mi pueblo y a mi Nación.

Ojalá que algún día

se muera la corrupción

para que jamás se siga

la misma continuación.

Arriba la democracia

y abajo la corrupción

y no se vea mi pueblo

podrido en su corazón.


RONDERITO VALIENTE

Yo soy cholo tuapampino,

un ronderito valiente,

me importa irme a la cárcel

por matar a un delincuente.

Si al ladroncito lo encuentro

robándome la gallina,

yo como rondero valiente,

le daréuna buena disciplina.

Yo soy ronderito valiente

y valiente de corazón,

con mi palo y mi machete,

lo hago temblar al ladrón.

Los ronderos siempre andamos

la coca y los calabazos

y si lo encontramos a los ladrones

lo vamos a matar solamente a sombrerazos.

Qué bonito aniversario

de mi ronda campesina,

allí lo verán bailando

a mi chola tuapampina.

Los ronderitos de mi Patria

qué bien se van alegrando,

con sus palos y machetes

qué alegres que van bailando.

La justicia campesina

lo castiga al delincuente,

a ladrones y corruptos

eso jamás les conviene.

La justicia campesina

es justicia del rondero,

porque soluciona sus problemas

sin cobrar ningún dinero.

Qué bonito que se ve la justicia campesina

dentro de nuestras comunidades,

cuando se terminan los abusos y las coimas

de malas autoridades.

La compañera Mariana,

ha filmado a “Los ronderos”,

para que se vaya viendo

por todo mi Perú entero.

Los problemas que han sucedido,

en el cine se está viendo,

que las autoridades corruptas

nos vienen persiguiendo.

Luchemos por nuestras rondas,

por su gran fortalecimiento,

para que vivan nuestras rondas

unidas por todo el tiempo.

Cuidado, pues, ladroncitos

se roben a mis ronderitas

y a su humilde corazón;

porque pediré justicia campesina,

que les den una buena disciplina

sin tenerles compasión.

Ya me despido de todos,

cultivando corazones,

y convirtiendo en ronderitos

a corruptos y ladrones.


EL MATRIMONIO GRACIOSO

Cuando los chilenos invadieron nuestra Patria

nos llenaron de indignación,

porque hicieron daños irreparables

y pérdidas de muchas vidas

en toda nuestra Nación.

Cuando las fuerzas chilenas

entraron en nuestro pueblo,

lágrimas se nos cayeron de gota en gota,

porque se desapareció nuestra Patrona de Chota.

Nuestra Patrona de Chota

mucho tiempo ha estado ausente,

sin saber sobre  su paradero,

cuando se encontraba prisionera

dentro de un cautiverio.

Así pasaron muchos años

sin tener ningún consuelo,

sin esperanza de verla

recorriendo nuestro pueblo.

Pero llegó un día

en que se alegró mi pueblo entero,

al encontrarla a la Patrona de Chota

en la casa de la familia Guerrero.

Muchos daños sufrió nuestra Patrona

cuando la sacaron de su cabaña,

pero luego la refaccionaron

los escultores de España.

A la Patrona la pasearon

por todo el distrito de Chota,

realizando muchas actividades,

matrimonios y bautizos en todas las comunidades.

En  la comunidad de Colpatuapampa

don José Muñoz y doña Juana Núñez, dijeron:

nosotros no nos casamos así nos lleven a empujones,

porque queremos vivir todo el tiempo solterones.

El agente municipal les dijo

cásese don José, aproveche esta oportunidad,

porque de casado es más rico,

yo le digo la verdad.

El día del matrimonio

don José tempranito se emborrachó

y, en alta voz, gritaba: hoy voy a comprobar la verdad,

si de casado es más rico, en la noche se verá.

 

Don Juan Evangelista nos sorprende con el título de su libro Y con esto ya me despido... tal como aparece en la tapa; y nos sorprende más al remitirnos ...hasta reencontrarnos en Tuapampa, como reza en la contratapa. Realmente es impresionante su fortaleza de nonagenario, que estamos seguros nos acompañará por muchos, muchos años más.


* Hay que agradecer el apoyo del Dr. Adelmo Saavedra Azula (Director de la DISA - Chota), Dr. José Núñez Campos (Director de Salud de las Personas), Lic. Meri Luz López Segura (Directora Atención Integral) y Lic. Eva Sánchez Medina (Directora Promsa), de la Sra. Alicia Puelles y del Sr. Richard Requelme Díaz de Imagen Institucional de la DISA - Chota, por posibilitar la edición de este libro. A Miltónidas por la fotografía, digitalización, diagramación y diseño gráfico de la obra. Y a nuestro amigo Andy de la Imprenta "Milagritos" (Jr. Cajamarca 485 - Chota) por creer en el sueño de un anciano realmente joven.

continuar en... I Festival de Pechada y Yaraví: Cantares de mi Pueblo

•Comentarios•  

 
0 #1 EFER ONAN DIAZ URIAR •14-02-2014 11:23•
Qué emoción leer tan magnífica obra literaria de este nonagenario, emulo recuerdos de mi santa tierra de Chota, lleno de hombres nobles y sabios como don Juan Evangelsita, en esto deben invertir nuestras autoridades, en difundir nuestra cultura chotana
•Citar•
 

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•