2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"

3 de Mayo: Día de las Humitas y las Cruces

•Imprimir•
•PDF•

Si quieres que el Día de las Humitas, 3 de mayo, igualmente día de las Cruces, no sea una cosa en sepia, es decir del pasado, entonces ve a tu chacra o al mercado, reúne a tu familia y amigos y recrea ya mismo la minga. Reencuéntrate con la tradición, que, nosotros los Montaña, como pequeño ejemplo, adelantamos ya ayer celebrando nuestro Día de las Humitas, junto con una aproximación a La Cruz de Mayo, tal como se estilaba en antes por las zonas de La Iraca y Perlamayo.


Un año más, la casa de Germán, en Chimchim Alto, sirve para el deleite de un día de campo, cosechando prestos el maíz, al tiempo de aprovechar los ricos viros. La alforja almudera sirve para el traslado de los choclos seleccionados. La desgrana se convierte en concurso, donde cada quien demuestra mayor pericia que el otro; Angie y Rubí, las más pequeñas, dan el ejemplo. Llega el turno de la molienda, iniciada por Milton, apoyado por Imelda, y arengados por el pequeño Diego Alejandro.

Mientras, nuestras expertas cocineras, Martha y Lulú, apuran la chochoca, que servirá como entremés, hasta terminar de preparar y cocer las humitas, programadas obviamente para la hora del lonchecito. Juana es experta en la preparación de la masa con el preciso aceite y el toque del sabor herencia de nuestra tierra. Entonces se unen Mirian y Mati para la llenada y la envuelta respectiva con el delicioso queso chotano, aderezado con el secreto de la abuela.

Víctor y Oscar, apoyados por Silvia, siguen turnándose en la molienda que no para.

Ángela Nayeli, una vez lista la sopa, ayuda a su madre retaceando el quesillo para la chochoca, complemento de los salpicados huevos de corral: Lazo, lazo… estira, estira.

Todos servimos y convertidos en comensales nos detenemos sólo un lapso de tiempo para saborear la distintiva sopa de nuestro Ande. Dos y hasta tres platos se lleva cada quien en singular gozo. Juana cumple con el ají.

Rato después la primera olla de humitas humea en el fogón, mientras se termina con la molienda.

Cantan Mati, Lulú, Ángela Nayeli, Mirian y Silvia para amenizar la espera.

Por la tarde, previo a la oración, Juana recuerda cómo se vestía a la Cruz de Mayo en su casa natal, con hojas de tuyo, realizando una demostración, esta vez en pequeño; mientras Germán reúne a todos para agradecer a Dios por los frutos oportunos de la tierra. Oscar no pasa por alto y recalca el sincretismo de nuestra raza, que asimiló la fe cristiana sin olvidar nunca el llamado de sus huacas. Todos loan en plegarias que parecen acudir desde los olvidados zaguanes de las casas y casonas chotanas de un ayer que se resiste a convertirse en pasado definitivo.

El crepúsculo nos sorprende cuando la singular Crucita, ataviada en verde Chot, es colocada en lo alto de la chacra para asegurar, eso sí, un nuevo año de producción, prosperidad, dicha y felicidad.

El último acto, luego de la bendición, es el disfrute sin cuartel de las esperadísimas humitas, donde el jolgorio, las bromas y una aproximación a la pequeña gula se desatan con la licencia de la divinidad, coronando una vez más otra inolvidable jornada en mancomunidad Montaña.

El delicioso eucalipto aromático, qué le vamos a hacer, se revela una vez como riquísimo ante quienes por primera vez lo saborean. Es la especialidad de la casa de Germán, como en otros lares lo son el cedrón, el anís o el lanche.


Con la misma disposición de grupo, y una vez aseado y ordenado todo, se emprende el regreso a la ciudad, por el camino de Conga Blanca, donde las Cudas y los Duendes no dudan en apoderarse de la noche, a través de las más inverosímiles narraciones que se suceden impacientes unas tras otras.

Por todo esto, chotano, en este 3 de mayo, revive tu chotanismo en el Día de las Humitas… Dale el sabor a tus días y devuélvele el color del ancestro a tu vida… ¡Provecho!

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•