2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"

Mimetizándonos (Roger y la laptop Montaña)

•Imprimir•
•PDF•

Para fiestas patrias tuvimos la visita como siempre de nuestros montaña de la legión extranjera (esta vez Lima, Chiclayo y Cajamarca) y así la oportunidad de tener con nosotros a Roger Coronado Idrogo y compartir con él nuestra esencia montaña, que se coronó con la exclusiva declamación de Nayeli y el éxito “Los amores de la china Flora”.

Semanas después, Roger Montaña volvía de la capital para cumplir con la promesa de aquella noche de canto y poesía, es decir donar para la asociación una computadora portátil; siendo la ocasión propicia para volver a disfrutar, a manera de preámbulo, del video de la presentación de nuestro elenco de Magnitos y Anaximandros en la comunidad de Pampacancha, distrito de Lajas, denominado "Eternos arverjales de agosto", donde volvimos a reír a carcajadas con las Locurrrencias de Melchor Tirifuga.

Acto seguido vino la entrega de la laptop, por parte de Roger a nuestro presidente Temi Montaña, gesto que aplaudimos todos muy complacidos; pues desde entonces nos ayuda sobremanera a dar celeridad y prestancia a nuestro trabajo.


Por ello, a Roger le regalamos lo que nos contó ansiaba conocer desde la asfáltica y lejana Lima: el bosque nativo y la laguna del Amor… y hacia allá fuimos en las pocas horas que contábamos para tal fin. Pero antes de mimetizarnos con la naturaleza más pura de nuestro distrito, aprovechamos de paso para visitar la -lamentablemente- destruida chullpa de El Gavilán. Como compañero eventual de viaje tuvimos a don Saúl Bravo, el querido "Socio", respetado chalán y cultor del bello arte de la cría de caballos de paso.

Luego el bosque primario hizo lo suyo, barbándonos con originalidad nativa, hecho que disfrutamos a plenitud.

Y en seguida, sucediéronse uno a uno los demás reencuentros: Con la bellísima Laguna Negra, irónicamente llamada así por ser una de las  moradas de la Cuda,

con la sugerente Laguna del Amor

y con la espléndida Laguna Grande.

También volvimos a sentir la hospitalidad de la Cueva Montañita y a reverenciar las escondidas fauces de los sumideros ocultos en "inocuos" pastizales y la voracidad de los tragaderos como aquel que se engullera a "Montañita" y suscitara una de nuestras celebradas aventuras conocida como El rescate de Montaña.

Temi Montaña precisamente tuvo la felicidad de reencontrarse con aquella ternerita que rescatara en enero pasado de una de estas temibles depresiones naturales. "Montañita", quien ha crecido en forma considerable, se muestra bastante tímida y desconfiada y ha variado su color, que ha oscurecido ostensiblemente.


Y finalmente no podíamos desaprovechar los fresquísimos poroporos, para emprender luego el retorno a la ciudad.

Una vaca nos despide heterodoxamente en esta ruta algo breve,

mientras el resto de nuestra biodiversidad de flora bellamente florida, teniendo como fondo a nuestro querido Querorco, también nos dice hasta pronto, regalándonos la imagen que inspirara nuestra siguiente misión: RenACER AKUNTA.


•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•