2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"

Cajamarca-Huamachuco, viaje genial

Imprimir
PDF

Por las conversaciones con Milton en este mes, tenía entre mis pensamientos al Coronel Becerra, héroe de la guerra con Chile, y El Milco, lugar en la provincia de San Marcos donde fuera asesinado a traición este héroe chotano; y asimismo, desde hace algún tiempo, la gran inquietud de concretar la visita a una provincia en La Libertad con un nombre que suena a historia, tradición, cultura y turismo: Huamachuco.

La etimología nos dice que el término Huamachuco proviene de las voces Waman (felino) y Chuco (sombrero) para librarse o matar felinos, o de Humac (nuevo) y Chuco (sombrero): Sombrero nuevo (Diccionario Geográfico e Histórico de Cajamarca, de Carlos Burga Larrea).

En algunas ocasiones, incluyendo a Sindy y Luz, graduadas en Turismo en la Universidad Nacional de Trujillo, residentes en esa ciudad, había escuchado afirmar que a la provincia de Huamachuco era más factible llegar por Cajamarca. Es así que gracias a un encuentro deportivo entre las selecciones de Cutervo y Huamachuco, movidos además por la emoción del profesor Segundo Matta (cutervino), de transmitir el partido, viajamos acompañados por el profesor César Flores, su esposa Marieta, el hijo de ambos, César, y Martín Torres.

El día domingo 22 de setiembre a las 4:00 a.m. abordamos el bus de Cajamarca con dirección a Cajabamba, a una distancia equivalente a 3 horas.

En esta bonita provincia, desayunamos para luego continuar a Huamachuco.


Martín me comentó que el tiempo de recorrido de Cajabamba a Huamachuco era aproximadamente hora y media y que atravesaríamos Shitabamba, Chuipan, Chaquilbamba, Agocas, Sanjapampa, Laguna y luego Huamachuco. Efectivamente, a lo lejos iba observando muchos cerros grandes y pequeños y a la vera de la pista muchas plantas de eucalipto, ansiando fervientemente llegar pronto a nuestro destino; pero el trayecto nos tenía reservado una sorpresa en forma de laguna llamada Sausacocha, que se encuentra a 3200 msnm y a 9 km. al este de la ciudad de Huamachuco, contando además con una superficie de 172 hectáreas, de aguas completamente frígidas, donde se crían truchas y carpas.

En sus alrededores existen gran cantidad de totora, carrizo y otros vegetales, que sirven de hábitat a patos silvestres y gallaretas.


Los residentes explican el origen de la laguna mediante subjetivas leyendas y mitos, mientras la toponimia de Sausacocha nos dice: Sawsi (Sauce) y Cocha (Laguna), esto es Laguna de sauces o laguna rodeada de sauces. Siendo conocida también como Laguna que no se seca.

Una parada breve nos permite llevar en nuestras retinas la natural belleza de la laguna e investigar algunos servicios que la comunidad ofrece al visitante, como servicios de alimentación y alojamiento a turistas, especialmente, los fines de semana.


El frío es intenso a pesar del sol y no es para menos, pues nos encontramos a más de tres mil metros de altura; pero incomparable la belleza de las aguas de Sausacocha.

Continuamos la marcha y unos 20 minutos después arribamos a Huamachuco, una de las ciudades más importantes de la sierra norteña, capital de la provincia de Sánchez Carrión, perteneciente a la región La Libertad, situada a una altura de 3269 msnm en la vertiente oriental de la cordillera de los Andes, donde destaca la joya de la arqueología llamada Marcahuamachuco y en donde nos dicen los cerros te cuentan la historia.

Antes de asistir al encuentro deportivo programado, aprovechamos la oportunidad para realizar un largo recorrido por las calles de la ciudad, reconociendo vivencias, costumbres y tradiciones, algunas de las cuales son similares a las de otras provincias de la sierra norte de nuestro Perú.


Calle peatonal San Martín, donde se ubican las tiendas de ropa, bodegas y algunos hoteles conocidos de la ciudad


Moderna plaza de armas, que fuera parte de la plaza incaica, la misma que en sus jardines alberga gran cantidad y variedad de plantas y flores


Patrióticos diseños en los cipreses de la plaza mayor


Bien cuidados jardines


Hermosa pileta y al fondo el Teatro Municipal muy bien conservado


Glorieta de la plaza mayor


El campanario


La catedral


Museo Municipal Wamachuko


Obelisco en la plaza, dedicado a los héroes de la Batalla de Huamachuco (10 de julio de 1883), episodio final de la Guerra del Pacífico, donde las tropas de la resistencia lideradas por Andrés Avelino Cáceres son derrotadas por tropas chilenas al mando del Coronel Alejandro Gorostiaga. Los chotanos que participaron en los diferentes teatros de guerra en defensa de la Patria, también tuvieron decidida acción en esta gesta, como es el caso de Tomás Díaz, Teniente de la 5ta. Compañía del Batallón Chota Nº 7, que figuró en Huamachuco con la clase de capitán y contralor del Hospital Militar del Cuerpo de Sanidad.


El almuerzo lo disfrutamos, como no podía ser de otra manera, con uno de los típicos platos huamachuquinos, el picante de cuy, preparado por la señora Amparo Franco, quien nos mencionó otros platos tradicionales como: la patazca, chupe de mayo, pepián de choclo, rocoto frito, etc.

Toda una mañana de historia y tradición que se complementó con una tarde de fútbol entre las delegaciones del Comerciantes Unidos de Cutervo y el Municipal de Huamachuco, finalizando con la victoria del local por un tanto a cero. El partido fue transmitido por el señor Matta, con los comentarios de Martín Torres, para radioemisoras de Cutervo.

* Dedicado a Martín Torres (huamachuquino), futuro Montaña.

Comentarios  

 
0 #1 nashely and eduardo 30-01-2014 05:41
tus ilustraciones describen tu viaje hermoso me gusta mucho,me anime en viajar allí voy Huamachuco :lol:
Citar
 

Escribir un comentario

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


Código de seguridad
Refescar