2018:  "Año de la Promoción de la Chotanidad"

La Canción de los Caminos

•Imprimir•
•PDF•

I

Los caminos van y vienen,

los caminos se apresuran

en su afán

de encontrar su ciudad.

Uno rompe el corazón invertido de una mole

otro azuza el horizonte

con su ascenso,

pero por cada cumbre que muere

una cima nace luego.


II

Las posadas

recogen sus fatigas

en las tardes elásticas

las sombras anudadas

hacen de lecho al viento que olvida ser flautista

las alas ya no cortan las seda de los aires

los trinos ya no escurren de las ramas galantes.

Y el camino en su marcha

sigue, sigue,

en conquista de tierras;

el amor de la luna, que es su dulce linterna,

sigue, sigue…


III

¡Cuántos dolores comulgan

los caminos

en su muda,

interminable esperanza!

Cuánto sudor, cuánta sangre liban.

Cuántas almas en las cercas

prisioneras quedan.

¿Y no serán los guijarros

corazones que cansados

han caído?

¿Si un recodo no habrá

de acoger al mío?


IV

Los caminos son anchos, los caminos son fáciles

y la ruta más amplia se aletarga en el llano:

pero la tierra es dura y la hierba que nace

bajo los pies termina.

¡No quedan las huellas

son tantos los que pasan!

Las gotas piadosas se confunden y extinguen

sino en lodo se tornan.

El germen perece sin encontrar su vientre…

Los caminos son anchos, los caminos son fáciles,

pero yo me desvío para ir por el campo

donde quede siquiera

la muestra de un paso.

: Anaximandro Vega Mateoda

"El Cantor de Chota"

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•