2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"

Monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte

•Imprimir•
•PDF•

Monseñor CabrejosMonseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, religioso de la Orden de Franciscanos Menores, tercero entre sus hermanos, nació el 5 de julio de 1948, en el distrito de Llama (Chota). Siguiendo su vocación religiosa, ingresó al Seminario Menor de los Padres Franciscanos, afiliándose a la Provincia Franciscana de los Doce Apóstoles del Perú. Realizó sus estudios eclesiásticos en la Facultad Pontificia y Civil de Lima. Obtuvo su Licenciatura en el Instituto Bíblicum de Jerusalén y el Grado de Doctor en la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica.

Recibió el hábito franciscano el 1 de marzo de 1968, emitiendo la profesión solemne el 29 de junio de 1974 y ordenado sacerdote el 7 de diciembre del mismo año en la iglesia “San Francisco” de Lima.

Preconizado Obispo Titular de Belesasa el 20 de julio de 1988, recibió la Ordenación Episcopal el 7 de agosto de mismo año, de manos del recordado Monseñor Juan Landázuri Ricketts, asumiendo el cargo de Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Lima y Rector del Instituto Superior de Estudios Tecnológicos “Juan XXIII” (ISET) en Lima.

De 1990 a 1993 fue Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP).

Más tarde, el 6 de febrero de 1996, fue nombrado Obispo Castrense del Perú, cargo que desempeñó hasta el año 1999.

El 7 de marzo de 1998, renunció a la sede titular de Belesasa.

El 29 de julio de 1999, el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Trujillo, tomando posesión el 11 de setiembre del mismo año, y sucediendo en el cargo a Mons. Manuel Prado Pérez Rosas, a quien el Santo Padre aceptó la renuncia en el gobierno de la arquidiócesis.

Monseñor Cabrejos, asimismo fue Administrador Apostólico de las Fuerzas Armadas hasta el año 2001.

Fue elegido Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) en enero del año 2000, cargo para el que fue reelecto en enero de 2003.

En el 2006, durante la 87ª Asamblea Ordinaria, los Obispos del Perú lo eligen Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), siendo reelegido en el 2009, cargo que desempeñó hasta el 2011.

En enero del 2013 recibió la Medalla de “Santo Toribio de Mogrovejo", distinción otorgada por la Conferencia Episcopal Peruana en reconocimiento a su trabajo pastoral y al cumplir en aquel año sus Bodas de Plata Episcopales.

Por otro lado, asumió el cargo de Presidente del Departamento de Misión y Espiritualidad del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM); y desde el 5 de julio de 2004, es miembro de la Pontificia Comisión para América Latina de la Santa Sede (CAL).

Monseñor Cabrejos y Papa Benedicto XVI

El Presidente Regional de La Libertad, Ing. José Murgia Zannier, otorgó la máxima distinción al Excelentísimo Monseñor Héctor Miguel Cabrejos Vidarte, Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Trujillo, en el marco de la celebración de sus Bodas de Plata de Consagración Episcopal, reconociendo su invalorable, permanente y trascendente misión pastoral al servicio del pueblo de Dios en la región La Libertad y el Perú.

Durante su impecable trayectoria, explicó la autoridad regional, Monseñor ha ejercido y ejerce importantes responsabilidades en la  Iglesia Católica, como presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), presidente de la Comisión de Espiritualidad y Misión del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM); y miembro del Pontificio Consejo para América Latina de la Santa Sede (CAL), lo que enaltece a Trujillo y la región La Libertad.

También, ha logrado la participación conjunta de todas las autoridades e instituciones públicas y privadas, en temas de interés común como la paz, la seguridad ciudadana, la educación universitaria y la promoción de los valores humanos y sociales.

Murgia Zannier, agregó que nuestro Arzobispo ha promovido la creación de la Universidad Católica de Trujillo “Benedicto XVI”, el fortalecimiento del Seminario Mayor San Carlos y San Marcelo, la recuperación y puesta en valor de la Catedral y muchos templos de la Arquidiócesis; así como, el crecimiento de instituciones educativas católicas y ha demostrado especial preocupación por la salud integral de los más necesitados, evidenciado en la construcción del Policlínico Materno infantil “Virgen de las Cruces” de El Alto Trujillo.

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•