2017:  "Año Montaña de la Concientización Ecocultural"
•Imprimir•
•PDF•

VICTOR ACUÑA SAYAVERDE

Segundo L. Rojas Gasco

 

 

Unas palabras acerca
de un chotano notable

Conozco a Víctor desde muchos años atrás, somos chotanos y, sobre todo, grandes amigos.

Allá en nuestra ciudad natal, vivíamos cerca de la plaza Alcázar, cuyo nombre se debe a que en esa plaza fusilaron al Coronel EP. Samuel del Alcazar después del fracaso de la revolución de Chota el año 1924. En el Centro de la plaza estaba el monumento al Coronel.

La plaza era el único campo deportivo para la práctica de fútbol de la niñez y juventud chotanas. Todos los destacados futbolistas chotanos que conocí practicaban en ese campo deportivo, en esa escuela de fútbol. (Ruco Isauro, Zorro Briones Talí Peralta, Jorge Tantaleán, Pepe Villanueva, Napoleón Salazar, Víctor Acuña, Juan Antonio Zamora, Carlos Mestanza, Huevito Díaz, etc.)

Y ya que hablamos de “escuela”, cabe recordar que en el lado este de la plaza Alcazar, estaba ubicado el local del Centro Escolar Nº 73, en donde estudiamos la primaria Víctor Marcelino y yo. Aclaro un poquito: Víctor me lleva algunos almanaques “Bristol”.

El local del 73 era de dos pisos, con un balcón corrido de madera, de un color azul despintado, sostenido por pilares de madera, en los que jugábamos a la pega pega.

En el primer piso estaba el cuarto de don Carlos Coquero que era el guardián del local. Recordamos con gran reconocimiento a nuestros maestros Teodoro Medina, Fausto Valdivia, Tomás Alarcón, Jorge Sánchez, Emiliano Gálvez, Wilfredo Regalado.

Y fue precisamente en aquella plaza de fútbol donde tuvo lugar mi primer encuentro con Víctor. Y la ocasión se dio cuando yo estaba sentado en la esquina de la casa de la Sra. Carmen Fernández, viendo el partido de fútbol de jóvenes (de grandes, como decíamos) y, de repente Víctor me llama y me dice: ¿Oye, Godo, quieres jugar? (Godo era mi “chapa” desde niño).

De inmediato volé al campo de fútbol reemplazando a un jugador que abandonó la cancha.

En esa circunstancia futbolística se inició mi acercamiento hacia Víctor Marcelino, y, a partir de esa fecha, yo reemplazaba a algún jugador que abandonaba el campo por equis motivos es decir siempre estaba en la banca de suplentes (tenía 12 años), lo cual era una distinción para un adolescente chotano.

Naturalmente que esta circunstancia futbolística, mejoró mi autoestima, y era motivo para mis conversaciones con mis amigos escolares.

De aquellos años doy testimonio que Víctor Acuña era un joven alegre, amigable, reilón, juguetón y muy carismático; en donde había un grupo de jóvenes, allí estaba Víctor, comentando algún suceso, informando, discutiendo, bromeando, lo que al final terminaba en una jovial carcajada.

En todos los juegos de los jóvenes de aquellos años, competía Víctor Marcelino: Era el rey del ampay (eso dice Pepe Glishe), destacaba en la pega pega en el kiosco de la Plaza de Armas, en las aperitadas, salva vidas, trompo, gallos (pepa de lúcuma) chapique, bolero, chungas, zancos (ahora ya no se practican) junto a Pepe Glishe, Negro (Romain) Montoya, Bachiche, Loncho Camacho, Catacucho, Pateyuca, Patito Vigil, Shishinga, Shutinga Coronado, Mono Livaque, Britaldo Estela, Mono Abanto, Roger Bardales y otros (los otros nombres lo tienen que completar ustedes).

Regresando a nuestro objetivo, debo decirles que al terminar la primaria, Víctor ingresó al Colegio Agropecuario, y yo al San Juan.

Hubo ocasiones que se le veía a Víctor Marcelino competir en las olimpiadas intercolegios o también en campeonatos de fútbol con equipos de los Barrios Altos y Barrios Bajos, Sociedad Obrera, Magisterio, etc. En estos campeonatos destacó Víctor Acuña en el puesto de arquero, en forma especial del Colegio Agropecuario, junto a Bonga, el joven, Tarzán, Díaz Martínez, Lucho Rojas, Burro con sueño, etc.

Pasó el tiempo, y supe que Víctor viajó a Chiclayo.

Después de este viaje a Chiclayo, para mí, hay un lapso duradero en blanco acerca de la vida de Víctor Marcelino; hasta que después de varios años en una de nuestras reuniones amicales en Lima, me contó lo sucedido:

Trabajó en la negociación azucarera Pomalca (Chiclayo) durante tres años consecutivos, junto a su padre Don Belisario Acuña, quien, le recomendó que viajara a Lima a estudiar en la Universidad Agraria. En efecto, el año 1950 viaja a Lima y fue a visitar la Universidad Agraria en La Molina, y se dio cuenta que esa no era su vocación y que tenía que buscar nuevos rumbos en su vida. Decidió trabajar y estudiar.

Por su experiencia en trabajo de almacén en Pomalca, pronto encontró trabajo en una empresa alemana, la ADOLIN y STIGMAN, dedicada a la comercialización de papel y todos otros materiales para imprenta.

En esta empresa trabajaba como agente vendedor un joven llamado José Lazo, con el que se hicieron muy buenos amigos y compartieron muchas ocasiones de solaz, fiestas, paseos y otras de implicancia juvenil (Víctor tenía 23 años). Víctor Marcelino le dijo a José Lazo que quería cambiar de trabajo y si sería mucho mejor en un periódico.

Un buen día su amigo Lazo le dijo, Víctor, prepárate para mañana porque tienes una entrevista directamente con el Gerente General del diario “El Comercio”.

Fue tan positiva la entrevista que, ese mismo día ingresó a trabajar en la sección administrativa, como ayudante de almacén. A pocos meses fue ascendido a Jefe de Almacén, por haber demostrado gran responsabilidad, capacidad de trabajo y buen trato con el personal.

Víctor Marcelino, recalca y me dice que estaba en el campo de su vocación y mejor todavía en un gran periódico “El Comercio”, y que se sentía muy feliz, lo cual le impulsaba a trabajar cada día con mayor dedicación.

Aquí quiero hacer un gran paréntesis me dijo Víctor Marcelino, y recuerda que “El Comercio” le gustó mucho desde los años de juventud cuando junto al Ñaño Antonio Cevallos, su gran amigo, iba a la oficina de correos de Chota, a recoger los paquetes del periódico “El Comercio” que llegaba de Chiclayo. Desde aquellos años le gustaba mucho leer El Comercio y, habiendo ingresado a trabajar a dicho diario le cayó de mucha felicidad para su vida.

Durante su trabajo, que fue tan eficiente, en diferentes oficinas del diario El Comercio, logró el aprecio de los directores de dicho diario y un buen día fue nombrado como gerente de Relaciones Humanas de El Comercio (fue el primer gerente de esta especialidad).

Después de algunos años lo volví a ver esporádicamente en el Centro Chotano de Lima, ya que por mi trabajo tenía que estar fuera de la capital; sin embargo debo manifestar que por nuestra amistad de años, él me ofreció sus servicio, y un buen día me dijo: visítame, pues, en “El Comercio” para conversar con más detalle. Así fue, un día lo visité, y como es tan amable, me invitó un desayuno con su respectivo tamal y chicharrones en un restaurante cercano al local de El Comercio; y desde aquella vez con su ayuda publiqué varios artículos periodísticos sobre la historia de Chota.

Pasó el tiempo y un día me llegó una invitación de Víctor, para reunirnos en el restaurante “La Casona” de nuestro paisano Dr. Manuel Coronado. Esa noche se dio el inicio a las actividades para presentar una lista para las elecciones de Junta Directiva del Centro Chotano de Lima. En aquella amigable reunión, estuvieron también, Roque Díaz, Eduardo Díaz, Segundo Regalado, Héctor Vásquez, Estanislao Heredia. Pusimos bastante entusiasmo en la propaganda antes de las elecciones, Víctor era el que dirigía las actividades y llegado el día, ganamos las elecciones. Aquí la lista ganadora 1989 – 1991:

Presidente : Víctor Marcelino Acuña Sayaverde

Vicepresidente : Roque Díaz Mejía Secretario

De Deportes : Segundo Regalado Delgado

Secretario De Disciplina : Gilberto Saldaña Anaya

Secretario De Economía : Etanislao Heredia Vasquez

Secretario De Organización : Percy Valdivia Mansilla

Secretario De Actas : Guillermo Pereyra Estela

Secretario De Comunicaciones : Armando Sánchez Cadenillas

Castinaldo Gonzales Pérez

Secretario De Prensa : Segundo Rojas Saldaña

Asistencia Social : Isabel Torres Mansilla

Asesor Legal : Héctor Vásquez Bravo

Secretario de Cultura : Segundo L Rojas Gasco

Durante el tiempo que Víctor Acuña presidió la Junta Directiva del Centro Chotano de Lima, se realizaron diversas actividades, con el objetivo de recuperar el prestigio que había venido decayendo año tras año, ya que no era la institución representativa de la colonia chotana en Lima, integrada por destacados profesionales en los diversos campos del saber humano. Por eso también se formularon planes y programas que pudieran alcanzar los objetivos de la institución, y a veces de acuerdo a las circunstancias se tuvieron que formular planes mensuales imprevistos.

De una manera general las actividades que desarrolló la Junta Directiva del Centro Chotano de Lima, durante la presidencia de Víctor Acuña S., fueron:

1. Remodelación total del local del Centro Chotano – San Miguelito desde la entrada principal hasta el sector de cocina y baños. Trabajo de agua y desagüe, columnas, paredes, compra de muebles, enseres y menaje para la cocina, enlocetado de pisos y pintado total del local. De tal manera que el local quedó embellecido, cómodo y muy presentable, con el debido confort que merece la “colonia” chotana residente en Lima.

Los paisanos se sentían alegres al ver la “nueva cara” del local y, orgullosos de que este local sea el mejor de los Centros Sociales de las provincias de Cajamarca en Lima.

Debo manifestar que el costo total de la obra fue de US $ 16,000.00 (Dieciséis Mil dólares), pagados íntegramente por Víctor Acuña, con el dinero del adelanto de su jubilación del diario “El Comercio”.- Los Chotanos le prometimos devolverle el dinero, pero hasta ahora no hemos cumplido ni siquiera con un dólar; y él tampoco nos exige.

Esto demuestra el cariño de Víctor por su tierra natal, y además su generosidad y desprendimiento.

2. Exposición cultural e histórica de Chota:

Durante 15 días se expuso al público limeño, en la CASA DEL MAESTRO – PASEO COLON, libros y revistas de autores chotanos, textilería chotana, restos arqueológicos traídos desde Chota, vajilla de porcelana chotana, artículos de cuero, pinturas chotanas, retratos y medallas de héroes chotanos de la Guerra con Chile, etc. La prensa limeña dedicó algunos comentarios muy elocuentes y felicitó al CCHL. Fue la primera vez que se realizaba una actividad de este tipo, y hasta ahora no he visto otra.

3. Celebración entusiasta de las festividades sociales y cívicas, indicadas en el calendario festivo anual:

a) Los alegres carnavales en los que se elegía a la reina que nos representaba en Chota, en todas las actividades del programa de la fiesta de San Juan.

En estos carnavales siempre nos alegraban las Bandas de Quenas traídas de Chota y Lajas (Los Quitapenas, los Acunta, los Amartelados).

b) Igualmente se celebraban con gran alegría el día de la Madre, del Padre, del Colegio San Juan, día de la Fundación Española de Chota y a fin de año, las novenas de la Santísima Virgen de Chota, en las que participaban las familias chotanas, según su residencia en los distritos de la capital (Jesús María, Comas. La Molina, San Juan de Lurigancho, Salamanca, Miraflores, Magdalena, etc.) terminando siempre con almuerzo, baile general con mucho entusiasmo y derroche de alegría. Todas las familias tanto Chotanas como invitadas participaban en forma entusiasta y quedaban muy satisfechas. Es necesario precisar que casi en la totalidad de las festividades programadas, nos deleitaba con su música el Conjunto Musical del Centro Chotano, integrado por Temi Gavidia Benel (guitarra), hijo de nuestro gran amigo Walter Gavidia (Tenor chotano) y de Nelly Benel, el Dr. Carlos Rubio (guitarra), también chotano, y la Srta. Carla Avendaño (flauta), bisnieta del héroe chotano de la guerra con Chile Capitán Alfonso Avendaño Díaz.

4. Realización de dos eventos muy importantes:

a) Homenaje a los héroes Chotanos de la Guerra con el Ecuador 1941, al que fueron invitados principales el Comandante E.P. Alejandro Medina Valderrama, Luis Sánchez Medina, Oscar Díaz Díaz y Casimiro Chero Marcelo, que aunque no es chotano (es de Catacaos), es muy querido por los chotanos y también integró el contingente de sangre chotano, y además, es casado con una linda chotanita, la Sra. Celinda Marrufo Vásquez. Fueron agasajados y premiados con diplomas y recibieron el cariño y agradecimiento por tan alto valor, ofrendando sus vidas por servir a nuestra patria y defenderla a muerte.

b) La develación de las fotografías de los ex presidentes del Centro Chotano de Lima, GALERÍA DE PRESIDENTES DEL C.CH.L.

Esta fiesta congregó a muchos chotanos que no los veíamos años, allí estuvieron los familiares del primer presidente del Centro Chotano Artemio Collazos Osores (1924) y así sucesivamente de los siguientes entre los cuales habían Tacabambinos, Huambinos, Lajeños, etc. Fue un local lleno, lleno en personas y pleno de alegría; allí afloró ese amor por nuestra tierra y nuestros paisanos.

5. La Caravana del Retorno para la Fiesta de San Juan

Con la dirección de Víctor Acuña, la Caravana del retorno alcanzó mejores y mayores objetivos. Desde la separación de pasajes (ojo que la Ñata Gavidia separaba su pasaje anticipadamente desde Estados Unidos), la conversación amena durante el viaje y hasta guitarra, cajón y su botellita de llonque. Los lectores de esta crónica recordarán a los asiduos viajeros a nuestra fiesta.

Muy emotivo el recibimiento de la Caravana en Chota. El recuerdo de nuestros días más felices, la presencia de parientes y amigos (algunos compañeros de estudios) nos hacía vibrar el corazón y nuestro espíritu inflamado de alegría nos hacía más grata la llegada.

Toda esta inmensa emoción había sido preparada y coordinada de antemano por Víctor Marcelino Acuña Sayaverde.

La caravana limeña estaba presente con su reina en todos los eventos programados para la fiesta de San Juan. Allí veíamos a Víctor Acuña muy entusiasta, felicitando y obsequiando regalos a la reina del campesinado chotano, al mejor torero; obsequiando libros en los colegios y también presentando a los conferencistas de las jornadas Educativas y Médicas a cargo de destacados profesores y médicos chotanos, que ofrecieron entusiastamente sus servicios.

Me parece oportuno también mencionar que en estas caravanas viajaban dos periodistas del diario “El Comercio”, uno de ellos APANAO Morales, y, en Chota nos acompañó algunas veces el Sr. José Antonio García Miro, director de “El Comercio”. El Sr. García Miro estaba muy cerca a los chotanos porque Víctor Acuña era Gerente de Relaciones Humanas de dicho diario.

Después de la fiesta teníamos la cara triste porque debíamos dejar nuestra tierra natal para regresar a Lima, pero al mismo tiempo, un suspiro de esperanza, para regresar el próximo año. Puedo decir que la caravana de retorno se hizo famosa y muy comentada.

6. A mi parecer, también de Víctor Acuña y de los directivos del Centro Chotano de Lima – 1989 – 1992, desde el punto de vista cívico, el mayor logro ha sido, iniciar lo que ahora se le llama “El día de la Identidad Chotana”.

Sucedió así: En cierta reunión de la Junta Directiva haciendo unas reflexiones, llegamos a la conclusión de que teníamos un chotano héroe nacional, el Coronel E.P. Manuel José Becerra Silva; teníamos su monumento en Chota, pero no le habíamos rendido el homenaje que se merecía; además ya se conocía el papel importante realizado por los chotanos comandados por nuestro Coronel Becerra; entonces decidimos hacer realidad esta reflexión y nos pusimos manos a la obra. Remitimos oficios a las autoridades Chotanas (subprefectura – Alcalde – Guardia Civil – USE) haciéndoles saber nuestro propósito, adjuntando un programa tentativo. Y todo fue aceptado, hasta el mismo programa, y todo el acto cívico resultó extraordinario.

Recuerdo que en Chota fuimos a la Sra. Victoria Bernal para que nos preparara una ofrenda floral para colocarla en el monumento, la Sra. Victoria nos hizo un arreglo floral a la medida de la disponibilidad de flores, pero salió muy bonito.

Fue impresionante el paso de “Todo Chota” desde la Plaza de Armas, (estudiantes, profesores, entidades públicas, etc.) hasta el monumento del Coronel Becerra, con vivas, aplausos, quema de cohetes, ¡qué hermoso espectáculo! Allí estábamos frente a Becerra los chotanos, representando a sus soldados heroicos.

Estaban allí sus alumnos del San Juan, también estaban sus vecinos de la ciudad y estaban sus hermanos campesinos, la fibra chotana estaba al tope en aquella mañana del 22 de junio. Allí nuestro héroe que defendió a la patria con tal heroísmo que es difícil encontrar seres de tan alto espíritu de amor a su patria, con arrojo y valor indescriptibles, con Becerra la acción superó a la palabra y por eso los chilenos lo querían vivo o muerto, suponían que algún día los iba a vencer, y los venció en El Cárcamo 18 de setiembre de 1883 (murieron cerca de 200 chilenos y toda su caballería).

Recuerdo que aquella primera vez, Víctor Acuña me encargó el discurso oficial en representación del Centro Chotano de Lima.

Yo que conocía todo su heroico y bravo accionar en muchos frentes de batalla contra los chilenos, me emocioné muchísimo, me parecía verlo vivo con su carácter enérgico y decidido, dirigiendo el combate de sus soldados en San Juan y Miraflores, o disponiendo un ataque sorpresa contra los chilenos en el Combate de Chiclayo o cabalgando su caballo negro o emplazando a sus tropas en El Cárcamo; en fin en tantas otras pequeñas batallas frente a las fuerzas de Iglesias y de Villacorta.

Creo que éste ha sido el discurso más emotivo de mi vida.

En dos años sucesivos les tocó el discurso principal a Héctor Vásquez Bravo y Eduardo Díaz Calderón, directivos de C.CH.L. y después en años sucesivos a los presidentes de promoción de alumnos del Colegio San Juan, al cumplir sus bosas de oro.

Después de estas celebraciones se rinde homenaje todos los años, con programas mejor preparados y con una total participación de estudiantes, trabajadores, padres de familia, público en general y además delegaciones representativas de centros chotanos de Trujillo, Chiclayo, Cajamarca y Lima; ahora se le llama el DÍA DE LA IDENTIDAD CHOTANA. ¡Qué orgullo para los chotanos! Esa honorable distinción es la que nos falta a todos los peruanos; sentirnos dignos y comprometidos todos como verdaderos hermanos; lo que podría llamarse “El Día de la Identidad Nacional”. Quiero dejar constancia que fuimos los primeros en establecer el Día de la Identidad Chotana, y Víctor Acuña fue el que dirigió todas las actividades.

Por todo lo que les he mencionado de una manera general, pido que los chotanos lo recuerden siempre, que sean reconocidos y agradecidos con Víctor Marcelino Acuña Sayaverde, un hombre sencillo, servicial, honesto, fraterno, desprendido, muy humano, sobre todo querendón de su tierra y amigo a carta cabal.

Cuántas veces he visto llegar a la oficina de Víctor Acuña en el local del Diario “El Comercio” a paisanos pidiendo informaciones sobre algún chotano influyente, a pedir publicación de artículos periodísticos, a solicitarle ayuda para alguna persona chotana necesitada, a pedir dinero para la impresión de revistas, libros, etc. Y también a pedir dinero prestado a Víctor, él muy sencillo y humano, les prestaba el dinero sin necesidad de recibo, a él no le interesaba ese papel; pero también estoy seguro que algunos no le han devuelto el dinero que les prestó.

Lo que sí me ha dado mucha satisfacción es leer en el libro Monografía Histórica de Chota del Dr. Jorge Berríos Alarcón, su nombre en el capítulo de Chotanos Representativos, la nota dice: Víctor Acuña Sayaverde, periodista y director de personal del diario El Comercio.

Además en su biblioteca he visto muchos diplomas de honor, de agradecimiento de diversas instituciones y personalidades de todo el Perú. Un diploma especial del Presidente del Club Cajamarca agradeciéndole por su gestión como directivo del Club Cajamarca (Víctor fue Secretario de Relaciones Públicas del Club Cajamarca).

Víctor, de mi parte para ti un fuerte abrazo, muchas gracias por todo lo que has hecho por Chota, tu nombre quedará grabado en muchos corazones chotanos para ejemplo de futuras generaciones.

Al finalizar, deseo intensamente que mejores pronto de la enfermedad que te aqueja y que nuevamente estés con nosotros brindándonos tu amistad y tu alegría.

•Escribir un comentario•

Use letras minusculas en su comentario.
Use un lenguaje respetuoso, caso contrario el comentario será descartado.


•Código de seguridad•
•Refescar•